Soluciones – Reguladores de crecimiento de insectos para colecciones

Reguladores  de crecimiento de insectos para colecciones

¿Qué son los reguladores del crecimiento de insectos (IGR)?

Los reguladores del crecimiento de insectos (IGR – según su sigla en inlgés) son pesticidas sintéticos que imitan ciertas hormonas de insectos, evitando que estos puedan poner huevos y se reproduzcan. Un IGR detiene, ralentiza o interrumpe la maduración de un insecto de huevo a adulto con el objetivo específico de reducir o eliminar la capacidad reproductiva del insecto. El control de las plagas se logra con el tiempo a medida que los adultos estériles mueren sin poder producir una nueva generación. Dependiendo de la plaga, los IGR se pueden aplicar solos o en combinación con una toxina.

Cuando se aplican adecuadamente, los Reguladores de Crecimiento de insectos (IGR) pueden ser un componente útil en un programa de MIP para controlar algunas plagas que afectan patrimonio cultural. Sin embargo, tenga en cuenta que los IGR tienen un uso limitado en las colecciones institucionales: solo son efectivos para ciertas plagas y no pueden usarse como sustitutos de una buena limpieza y mantenimiento. Los IGR deben usarse como parte de un programa integral de prevención y tratamiento que también implica la reducción de la población adulta utilizando medios menos invasivos y la prevención de la infestación por medio de modificaciones estructurales en materia sanitaria y cultural.

¿Se pueden tratar las colecciones con IGR?

Los materiales culturales NUNCA deben tratarse con tratamiento directo de IGR mediante nebulización o pulverización de los espacios. La aplicación directa de un IGR puede cambiar de manera permanente la composición química de un objeto o artefacto. Aunque los propios IGR tienen una baja toxicidad para los humanos, otros factores los convierten en una solución aplicable únicamente en situaciones específicas.

Los profesionales del manejo de plagas pueden proponer el uso de un IGR en un espacio, aplicado como un aerosol tópico o como una nebulización. La nebulización nunca debe utilizarse en una institución con colecciones . La nebulización no debe usarse directamente en colecciones o en espacios donde las colecciones no están protegidas y bien selladas. Los IGR podrían utilizarse para controlar infestaciones de edificios a gran escala que no pueden resolverse mediante soluciones estándar recomendadas de MIP como alta o baja temperatura y anoxia. Para tales infestaciones a gran escala, los IGR pueden considerarse para tratar pisos, grietas y hendiduras. Después del tratamiento, la plaga objetivo aún puede estar viva por un período de tiempo.

Una de las características exhibidas en los insectos afectados por un IGR es la posibilidad de un estado larvario anormalmente prolongado. Las etapas larvales en cada uno de estos insectos son la principal fuente de daño al material del objeto infestado. Prolongar la etapa larval sin el uso de baja temperatura, calor o anoxia, el tratamiento para matar a la población existente sería contraproducente. Los IGR nunca deben usarse como único medio de control en artefactos infestados con derméstidos, polillas de la ropa o plagas de productos almacenados.

Tratamiento general de pisos/suelos de edificios, grietas y hendiduras

Si después de una cuidadosa consideración, la institución donde está la colección decide consultar y contratar a una persona con licencia en el manejo de plagas para usar un IGR en el edificio, el contratista debe proporcionar al personal de la institución una etiqueta aprobada por la EPA (Environmental Protection Agency) y una Hoja de Datos de Seguridad (SDS,  anteriormente conocida como Seguridad de Materiales, Hoja de datos o MSDS) para el IGR y cualquier pesticida adicional enpleado. Las etiquetas, la SDS y los registros de la aplicación deben conservarse de acuerdo con los procedimientos de seguridad del edificio en un lugar de fácil acceso para futuras referencias. El profesional de manejo de plagas debe ofrecer un plan detallado de aplicación por escrito al administrador del museo para asegurar que las colecciones no estén expuestas a pesticidas. Un miembro del personal debe acompañar al profesional en cada visita. El uso de cualquier tratamiento químico en un edificio debe documentarse. Todos los registros relacionados con el historial de infestación y los procedimientos de erradicación deben ser accesibles. Las políticas de MIP mostradas en este sitio web dan ejemplos de cómo los museos manejan esta documentación.

Hay muchos productos IGR disponibles para ser usadas en museos y casas históricas. La mayoría se puede clasificar en uno de dos grupos: juvenil y quitina. Consulte Soluciones-Reguladores de crecimiento de insectos (IGR) para termitas subterráneas para obtener más información sobre los IGR.

IGR para tratamiento de grietas y hendiduras en áreas de depósito de la colección

El tratamiento del espacio de depósito de las colecciones con un IGR líquido puede ser un medio eficaz para tratar las infestaciones rebeldes, especialmente cuando se usa junto con adulticidas debidamente etiquetados. En algunas situaciones, se puede lograr un control satisfactorio de las plagas objetivo cuando se usa el IGR como un producto independiente. Esto se logra de una de dos formas:

  1. Introducción del IGR como un tratamiento de grietas / hendiduras puntual o tratamiento de espacios huecos. A menudo, las dermestidas, los pececillos plateados y otras infestaciones de plagas de museos se originan en los huecos de las paredes, tal vez en el sitio de un antiguo nido de insectos perforadores o un pájaro, roedor u otro cadáver de animales pequeños. En el caso de las casas históricas, el pececillo de plata se alimenta de materiales aislantes comestibles en los espacios vacíos de la pared, creando una situación muy difícil de resolver. Cuando la extracción de la fuente de alimento del hueco de la pared no es factible, el movimiento único y la infiltración de las moléculas de IGR dentro de un espacio dado pueden proporcionar una medida de control que no es posible con la mayoría de los adulticidas. Dado que el IGR no necesita tocar físicamente un insecto para ser efectivo, la interrupción hormonal generalizada podría conducir a la reducción de la población.
  2. La introducción del IGR como un tratamiento localizado de alfombras infestadas u otras telas utilizadas para amortiguar los carros de almacenamiento de la colección, alfombras infestadas adyacentes al depósito de colecciones u otras áreas que se sospecha que albergan huevos y especimenes de larvas en estadio temprano de especies de plagas encontradas en museos. En este caso, se trata toda la superficie del área en cuestión. Nuevamente, esto se puede lograr con la ayuda de un adulticida debidamente etiquetado o mediante el uso del regulador de crecimiento como un método de tratamiento independiente. La gravedad de la infestación junto con la dinámica del área de tratamiento determinará qué método es apropiado.
  3. Cuando se planifica un tratamiento con IGR líquido, se debe considerar el material que se está tratando, como una unión de pared /piso/suelo. Muchos IGR son emulsiones y pueden producir manchas o dejar residuos de olor leve en el hormigón en bruto o la madera sin barnizar si se produce una sobre pulverización. Una prueba puntual de un área pequeña y discreta del material en cuestión debería aclarar muchas incertidumbres.
Recursos:

________________________________________________
Created 2015, Updated 2018

Share This:

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A Product of the Integrated Pest Management Working Group

Translate »