Soluciones – Estudio de caso: Tratamiento con Dióxido de Carbono en Historic New England

Resumen

Desarrollado originalmente para la industria alimentaria y de granos, los tratamientos con dióxido de carbono (CO2) (a veces también llamados tratamientos con atmósfera controlada o modificada) se han adaptado de forma segura al entorno del museo. La Historic New England-Society for the Preservation of New England Antiquities (HNE-SPNEA) continúa utilizando otras formas de tratamientos, como los tratamientos térmicos de baja temperatura o congelación y tratamientos de temperatura de baja tecnología, pero el uso de CO2 sigue siendo la opción preferida por las siguientes razones:

  • Cuenta con un sistema interno existente.
  • La unidad puede acomodar objetos grandes, de hasta 2,74 m ancho x 3.35 m de alto.
  • El gas es inerte y sin residuos ni efectos de arrastre en las colecciones.
  • Menor costo en comparación con el nitrógeno para operaciones de gran volumen y menor necesidad de humidificación auxiliar.
  • Los objetos pueden devolverse de forma segura e inmediata a almacenamiento después del tratamiento.
  • En cuanto a costo-beneficio el equipo y la configuración inicial son caros, pero el precio del gas es bastante razonable y el equipo necesita poco mantenimiento. El tiempo de personal es mínimo durante el ciclo de tratamiento.
  • Con la capacitación adecuada, el personal puede realizar los tratamientos sin necesidad de un permiso o licencia especial, dependiendo de las regulaciones locales y federales.

Antecedentes

HNE-SPNEA sigue las pautas para el uso de CO2 para tratar colecciones infestadas por plagas conforme la publicación Inert Cases in the Control of Museum Pests de 1998 del Getty Conservation Institute, la cual incluye datos técnicos detallados e información sobre tasas de mortalidad, investigaciones y estudios, y 15 años de experiencia usando el sistema. En términos generales, el tiempo de tratamiento dentro de la unidad depende en gran medida de la temperatura (25-30ºC), la especie versus al tiempo (días) y un nivel de oxígeno constante de 4.9- 8.4%, correspondiente a un rango de CO2 de 75- 60%. Durante el proceso, los niveles de CO2 se reducen a un 60% durante un período de 7 semanas y luego se mantienen en este nivel durante 21 días adicionales. Esto es para asegurar la mortalidad de especies más resistentes e infestaciones importantes.


Tratamiento de colecciones con Dióxido de Carbono

HNE-SPNEA tiene más de 37 sitios de casas históricas y una colección de más de 80,000 objetos de gran tamaño, por ejemplo, muebles, fragmentos arquitectónicos y alfombras grandes. El museo decidió comprar una unidad de burbuja Rentokil estándar en 1992, después de una gran infestación de polillas de ropa y carcoma de muebles en un sitio y una infestación de polillas en un área de las instalaciones. Maheu & Maheu Company instaló una nueva membrana en 2000. La compra de una unidad interna de burbujas de CO2 permitió tratar las colecciones de gran tamaño en un ciclo mensual regular. También demostró ser rentable en términos de búsqueda de métodos de tratamiento alternativos y proveedores de servicios externos. Actualmente, el museo ofrece servicios de tratamiento a clientes externos, incluidos museos, galerías y clientes privados vecinos. Una vez que los objetos han sido tratados, pueden devolverse de forma segura e inmediatamente a las áreas de depósito.

El museo ha tratado muchos diferentes tipos de artículos de colección, incluidos: orgánicos, inorgánicos y compuestos. Hasta ahora, no ha habido daños en las colecciones, ya que cada ciclo de tratamiento se monitorea diariamente para determinar los niveles de temperatura, humedad relativa (HR), oxígeno y CO2.

Se ha debatido sobre el riesgo de formación de ácido carbónico cuando el dióxido de carbono encuentra agua durante el tratamiento, particularmente a niveles de humedad relativa más altos (Reichmuth 1987). Sin embargo, la formación de ácido carbónico es poco probable, ya que requiere agua líquida, no aire húmedo. Además, la reacción es endotérmica, lo que significa que se requiere un aporte de energía para romper algunos enlaces de CO2 estables, por lo que no ocurre espontáneamente. Por lo tanto, hay pocas posibilidades de dañar objetos con superficies sensibles; sin embargo, los usuarios deben evitar tratar cualquier cosa que esté mojada o saturada.

Otra razón para favorecer el CO2 en operaciones de gran volumen es su menor necesidad de humidificación auxiliar. A un nivel de 60% de CO2, queda el 40% del vapor de agua original, además de la amortiguación de humedad adicional por las colecciones de madera y papel en la cámara de tratamiento (Selwitz, Maekawa 1998, capítulo 8).

Procedimientos

La unidad consta de una gran membrana de plástico que está cerrada y sellada por una tira de cremallera. Un marco interno de madera sostiene la unidad y actúa como un “esqueleto” para la membrana. La calefacción y la humidificación auxiliares se deben realizar antes de cargar la unidad, asegurándose de darles a las colecciones suficiente tiempo para adaptarse lentamente a los cambios de condición. La habitación en la que se encuentra la unidad tiene un sistema de calefacción superior con un termostato y un sistema de humidificación accionado por ventilador. Las condiciones generales dentro de la habitación y dentro de la unidad se controlan con dataloggers LCD.

Las colecciones se cargan en la unidad y se organizan para un equilibrio uniforme, permitiendo que el gas CO2 penetre fácilmente a través de los objetos dentro de la unidad. Luego, la unidad se cierra con cremallera y un sistema de vacío motorizado extrae el aire residual de la burbuja creando un vacío. El gas ahora se bombea a la unidad a una velocidad de 5 psi. Una vez que el gas dentro de la burbuja alcanza el volumen de capacidad máxima creando otro vacío. El gas se bombea nuevamente dentro de la unidad hasta alcanzar los niveles ideales de oxígeno / CO2, dentro de un período de 7 días (25-30ºC; 60% CO2). A partir de este momento, la unidad se mantiene en los niveles y temperatura ideales y la HR está regulada durante todo el ciclo, o aproximadamente 21 días.

Una vez que se completa el ciclo, la unidad se aspira al vacío, se enciende el sistema de ventilación y se abre la unidad. Una vez que los niveles de CO2 dentro de la habitación han vuelto a los niveles normales (.040%), las colecciones pueden devolverse a sus ubicaciones respectivas.

Información técnica

• La unidad original se compró a través de Rentokil en 1992 y se compró una nueva membrana a través de Maheu & Maheu en 2000. La unidad de vacío motorizada era parte de la unidad original.
• Existe un analizador de CO2 de CEI Instruments, que está conectado a un potente sistema de ventilación que funciona automáticamente cuando los niveles de CO2 superan el 0,10%. El monitor tiene una lectura de pantalla digital y monitorea el nivel tomando una muestra de gas cada dos minutos.
• Una unidad de calefacción superior con termostato digital le permite al museo hacer funcionar la unidad durante los meses más fríos del invierno, manteniendo la temperatura ideal.
• Se utiliza un monitor de oxígeno OXOR II durante el ciclo de tratamiento para controlar los niveles de O2 dentro de la unidad.

Integrated Pest Management Working Group
Treatment Subgroup Marzo 2008

Share This:

A Product of the Integrated Pest Management Working Group

Translate »